Presentación

ANA MAFÉ GARCÍA SANTO GRIAL

“Son muchos los años de mi vida que podrían resumirse en una sola acción: aprender.”

La formación académica no te hace mejor persona

Quien desee conocer cuál ha sido mi bagaje académico puede descargarse mi CV en esta misma página.

Inicialmente he de decir que, por desgracia, las peores personas que he encontrado a lo largo de mi vida, absolutamente todas tienen una formación universitaria. Qué curioso ¿verdad? Cualquiera pudiera pensar que el acumular datos y saber de temáticas concretas refrendadas por haber superado exámenes te capacita para ser mejor persona. Pero no es así.

Solo el verdadero Sabio es capaz de vencer sus limitaciones más primitivas a través de lo que va aprendiendo tamizado desde el corazón. Se puede entonces trascender a una verdadera nueva vida. Las principales características que revisten a estas personas son la Luz, entendida como verdadero Conocimiento y el Amor, como la intención que mueve la acción.

“Luz y Amor”

Durante años he reflexionado sobre el sentido de la vida. ¿A qué venimos? A cumplir reglas sociales, producir y pagar impuestos… ¿De verdad que solo la vida es una contingencia constructiva de reglas humanas? Hay algo mucho más apasionante que todo esto. En mis libros propongo diferentes vías de Conocimiento para quienes queráis iniciaros en la hermenéutica de la vida.

Compartir el Conocimiento es signo de magnificencia

Entendemos la magnificencia como “liberalidad o generosidad en dar lo que se posee sin esperar nada a cambio”. En su tercera acepción (RAE, 2019) en el Diccionario de la lengua española en la Edición del Tricentenario, se refiere a “ostentación o grandeza”.

Ciertamente el mediocre nunca podrá ser generoso. Ni sabe, ni puede dar. Es más, le molesta la generosidad.

Como ciudadana de este mundo me siento en gratitud con toda la sociedad valenciana y española , pues gracias al esfuerzo que otras personas hicieron antes que yo, he podido estudiar en múltiples lugares, cultivarme, aprender y formarme. Por tanto, me siento con la obligación de intentar devolver a esta misma sociedad, por todos los medios posibles, todo aquello que me ha servido para ser mejor persona.

Quiero agradecer el coraje de todas y todos quienes han trabajado en silencio por hacer bien su trabajo. Gracias a estas personas he podido disfrutar aprendiendo en edificios, he podido gozar de infraestructuras, de paz social, de poder pasearme por las calles de mi ciudad.

Gracias a las personas que siguen trabajando y esforzándose por dejar tras de sí un mundo mejor. Cada uno desde su lugar, cada una desde su espacio. Desde lo más íntimo de mi persona, gracias.

– Dra. Ana Mafé García

 

Contacto

Descargar (PDF, 373KB)

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist